Las esencias florales energía curativa

sonar-con-flores

Una esencia floral es la energía esencial curativa de una flor, es decir, su fuerza vital interior que la diferencia de otras flores. Del mismo modo que utilizamos los extractos y aceites de las hojas, tallos y raíces de las plantas en la elaboración de medicinas herbales para el cuerpo, podemos emplear la energía más sutil de las flores para aliviar trastornos mentales, emocionales y espirituales.  La flor de una planta contiene la energía regeneradora necesaria para su reproducción. Cuando una planta florece, esta energía se expresa en el color y en la infinita y espléndida variedad de formas de sus flores. Es el momento de máxima plenitud de la planta.

Los efectos de cada flor dependen del “carácter” de la planta. La esencia de una flor, puede calmar, revitalizar, conseguir que alguien sea más tolerante o proporcionar una mayor autoconfianza. Las enfermedades psicosomáticas son consecuencia de cambios bioquímicos causados por la intensificación o represión de los sentimientos.  Así mismo, los sentimientos positivos ejercen un efecto directo y positivo sobre el sistema inmunológico. Podemos ahuyentar muchos trastornos físicos sabiendo la forma en que nuestros sentimientos y actitudes debilitan la resistencia a las enfermedades. Así, con la terapia floral tratamos de fomentar un estado saludable, en vez de combatir enfermedades, es decir, utilizamos las esencias florales como canalizadores de la conciencia

La terapia de las esencias florales es un método curativo natural. Muchos de nosotros tenemos escaso contacto con la naturaleza, pero cuando decidimos tomar esencias florales en lugar de fármacos nos estamos administrando una “dosis” natural de belleza del mundo vegetal. Esto influye en la calidad de nuestros pensamientos, que pueden incidir en la curación de nuestras dolencias.

Cómo actúan las esencias florales

Las plantas salvajes tuvieron que dominar su medio a fin de sobrevivir. Las esencia de una planta se elabora cuando ésta florece y alcanza la plenitud de su poder. La flor transmite sus cualidades al agua con ayuda de la energía magnética del sol. Cuando realizamos una combinación que se corresponde con nuestro estado de ánimo, esas cualidades potencian nuestra vitalidad y nos dan más fuerza para dominar nuestro entorno.

Más vale prevenir que curar

Siempre se ha sabido que para tratar y curar una enfermedad es preciso buscar sus orígenes. En uno de los textos más importantes de la medicina china, el libro amarillo de medicina interna del emperador, se indica claramente que las emociones negativas inciden en la forma en la que la energía vital circula por nuestro cuerpo: “la excesiva alegría daña el corazón, la ira perjudica el hígado, la excesiva concentración el bazo, la ansiedad los pulmones, el temor los riñones”.  Recientemente la investigación bioquímica ha demostrado que los estados crónicos de ira o vergüenza producen unos cambios permanentes en la química endocrina. La represión de nuestros sentimientos de ira durante cierto tiempo provoca que suba la presión sanguínea. Esto se conoce generalmente como estrés; un estado que puede fijarse en el cuerpo físico, del mismo modo que la música se registra en un disco compacto.

Las esencias florales nos ayudan a sustituir nuestras emociones negativas por emociones positivas y a  prevenir enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *